9. Escogiendo los muebles para decorar

9. Escogiendo los muebles para decorar

En cuanto a la decoración los muebles son los elementos que difícilmente podremos variar si queremos redecorar nuestro hogar. Son las piezas centrales de la decoración. Las piezas de la habitación de mayor uso y necesidad. Por eso escoger los muebles correctos para la decoración de tu hogar es de mucho cuidado.

 

Los muebles nos ayudan a crear el estilo de la decoración y a organizar el espacio, permitiéndonos una vida más confortable y protagonista de nuestras labores diarias.

Un mueble inadecuado puede perjudicar una buena decoración, mientras que un mueble bien elegido realza la decoración y define el estilo.

Si quieres reconocer estilos, te dejamos dos galerías que de seguro te podrán ayudar: cuadros modernos y cuadros vintage y retro.

Cuando hacemos una redecoración entramos en el dilema de escoger entre los muebles existentes, cuales se quedan y cuales se cambian. Lo que debes hacer en ese caso es evaluar qué muebles son necesarios, cuales puedes reciclar o modificar y finalmente cuales va a eliminar o donar. Una vez sabes de los existentes cuales mantienes, puedes entonces definir cuales son los muebles por obtener o comprar. 

Cuando hablamos de reciclar nos referimos a darle un aspecto fresco a los muebles existentes. Recuerda que los muebles pueden tapizarse, pintarse y reformarse para evitar la compra.  Elegir los muebles requiere tener en cuenta una serie de factores tanto prácticos como estéticos. 

 

 

Al momento de definir los muebles existentes.

El primer factor para elegir un mueble -o para decidir si conservamos uno existente- es su función. La pregunta que debemos hacernos es: ¿qué mueble es imprescindible para la función lógica del lugar? Para definir qué muebles necesitas según su función hay que prestar especial atención a los siguientes aspectos:

1. Los muebles básicos por ambiente: Los espacios se organizan de acuerdo a sus actividades: el comedor se utiliza para comer, la sala es el área común de descanso o lugar de encuentro, el dormitorio sirve para dormir, etc. Para estas actividades necesitamos de unos muebles específicos.

Si está empezando a confeccionar su listado de muebles, por ahora empiece decidiendo qué muebles necesita según su uso para cada habitación, por ejemplo: un dormitorio requiere sin duda de una cama y una mesa de noche o mesa de luz, un comedor una mesa con sus sillas, etc.

2. Definir necesidades personales: Un ambiente, por ejemplo un dormitorio, tendrá diferentes necesidades de acuerdo a quién lo utilice. Una persona sola necesitará una cama de una plaza y una mesa de luz. Un cuarto infantil para dos hermanos demandará dos camas de una plaza. Un cuarto matrimonial requiere de una cama de dos plazas y dos mesas de noche. Y así, aun cuando es la misma habitación las funciones personales pueden cambiar la escogencia de los muebles.

De este modo se puede personalizar el listado de muebles que se necesitan para nuestro proyecto. Es importante detenernos a pensar cuales son realmente nuestras necesidades y cómo serían esos muebles para hacer nuestra vida más cómoda.

3. Los muebles complementarios: Para poder llevar a cabo estas actividades cotidianas  dentro de nuestro hogar también se necesitan algunos muebles complementarios. Por ejemplo, los muebles de guardado, que son fundamentales para el orden de una habitación, son muebles complementarios.

Una habitación podría necesitar una amplia biblioteca si tenemos una buena colección de libros, o quizá un escritorio, una mesa para la computadora o un mueble para la TV, dependiendo de las actividades que se realicen en esa habitación. Lo que debes hacer es escoger los muebles fundamentales primeros y los muebles complementarios luego que aporten armonía a los primeros, pero que brinden utilidad también.

 

 

Una vez que tengas definido tus necesidades, sigue el estilo. Ayudándote del moodboard de decoración comienza a definir el estado ideal de cada mueble para que cuadre en tu decoración. Define la claridad, los colores, las texturas a juego con el resto de tu planificación. 

Presta atención a la ergonomía. La ergonomía no es más que el conjunto de conocimiento científicos (dimensiones y escala en este caso) aplicados al diseño, sistemas, productos y ambientes que se adapten a la capacidad y limitaciones físicas de una persona. Este aspecto provee de salud y bienestar a la persona que habita. 

Y por último, el valor del mueble. Recuerda que todo debe ir dentro de tu presupuesto y tu paz mental. Si el mueble va a exceder el presupuesto de inicio, debes considerar hacer ajustes en otros aspectos menos importantes. 

Esperamos que estos consejos hayan sido de gran ayuda en tu proceso de decoración.