6. Utiliza las Texturas Adecuadas en la Decoración de tu Vivienda.

6. Utiliza las Texturas Adecuadas en la Decoración de tu Vivienda.

Uno de los desaciertos más comunes al decoración las viviendas es la sensación plana que se percibe en las habitaciones. Esto se debe a no aprovechar el juego de las texturas. Usar las texturas en diseño de interiores es uno de los aspectos más divertidos, y vamos a mostrarte cómo hacerlo.

 

 

Cuando nos referimos a texturas, hablamos de sensaciones que se perciben principalmente con el tacto. Recuerda que la decoración de interiores debe producir sensaciones en distintos planos de nuestra percepción. Decimos principalmente, ya que existen texturas visuales que producen movimientos de espacios. 

Como siempre, te dejamos colecciones de cuadros que pueden ayudarte en esta etapa de diseño. Descubre los cuadros decorativos con frases y cuadros de Monet.

Así como al escoger colores claros u oscuros pueden afectar el diseño de una habitación, las texturas también lo hacen; por ejemplo, si las texturas utilizadas son suaves darán una sensación más delicada, mientras que si las texturas tienden a ser ásperas darán una sensación más rústica.

Si tenemos en la habitación los mismos colores pero con distintas texturas, lograremos peso visual.

Para ganar este peso visual, lo que se hace es usar texturas que conjugan el contraste y la profundidad necesarios para crear acentos. Esto quiere decir que se planea las texturas luego de conocer la paleta de colores con la que se va a trabajar. Mezclando las texturas en capas de forma que se cree profundidades para que el diseño del lugar no sea predecible y ordinario. 

La idea principal es mezclar los áspero con lo suave. Eso son los contrastes. Hacer balance tanto sensorial como visual. Elementos como la luz o la superposición de capas son algunos de los trucos que nos ayudan a usar las texturas con fluidez.

 

 

Consejos para decorar con texturas

  1. Una vez que tengas claro qué quieres expresar con tu decoración, selecciona los materiales. Por ejemplo, la lana produce calidez, además de terciopelo, telas naturales y tejidos.  Pero si quieres un estilo moderno, escoge plástico, metal, vidrio o vinil. Esa será tu textura dominante, ahora debes escoger algunos (pocos) elementos contrarios para producir el balance.
  2. Si quieres decorar con textura sin recargar el espacio, mantente en la misma gama de color, puedes encontrar elementos que brinden sensaciones distintas sin hacer gran contraste.
  3. La decoración con texturas no es solo en los objetos. Observa el suelo y las paredes del lugar. Si son lisas puede agregar capas de textura como alfombra estampada, papel tapiz. Recuerda añadir un elemento simple como un cuadro moderno, para crear esas profundidades. 
  4. Necesitarás una buena iluminación para exponenciar  las texturas, ya que mientras algunos objetos la reflejan, otros crean sombras, añadiendo a la habitación un aspecto aún más acogedor.